Entradas recientes

Los hackers se ceban con las salas y los jugadores somos los principales perjudicados

Los hackers se ceban con las salas y los jugadores somos los principales perjudicados

Este verano, los hackers no han dado tregua a las salas de poker online.

PokerStars, PartyPoker, Americas Card Room, 888poker y Winamax han sido objeto de repetidos ataques DDoS.

¿En qué consisten estos ciberataques? El DDoS o ataque de negación de servicio distribuido es un ataque conjunto y coordinado entre varios equipos (que pueden ser cientos o miles) a un servidor concreto (en este caso, el servidor de la una sala de poker online). El ataque distribuido proviene de ordenadores de diferentes países del mundo, lo que hace prácticamente imposible cerrar las rutas de las agresiones, dejando como única opción desconectar el servidor de la red y esperar a que cese el ataque.

Las ciberataques de los hackers contra las salas de poker no son cosa reciente. Ya en 2008 hubo ataques DDoS contra algunas salas, como FullTiltPoker, PartyPoker o Titan Poker. Después, con el paso de los años, han seguido existiendo, pero este verano se han multiplicado. Los hackers están siendo especialmente activos. Dejando al margen a Americas Card Room, los ciberataques nos han afectado también en nuestro mercado .es.

PokerStars sufrió tres ataques durante 3 días seguidos en la segunda quincena de agosto, causando un gran malestar en la comunidad, ya que, aparte de suspenderse la actividad, la compañía puso en marcha el sistema de devoluciones tomando como referencia el momento del apagado del servidor y no el inicio de las desconexiones. Posteriormente, ante las quejas de los jugadores, PokerStars cambió de postura y procedió a los reembolsos de dinero tomando como punto de referencia el momento de las desconexiones. Y para reconciliarse con los damnificados organizó una serie de freerolls (algo que tampoco acabó de convencerles).

Winamax también ha sufrido dos oleadas de ataques DDoS este verano. La primera fue más o menos coincidente en el tiempo con la de PokerStars. La sala francesa resolvió sus problemas en apenas una jornada. La interrupción del servicio fue solucionada (es decir, cesaron los ataques) y la sala procedió a las devoluciones según la política establecida para este tipo de situaciones en sus condiciones generales. Los jugadores quedaron satisfechos tanto por la celeridad de la sala para resolver el problema, como por los reembolsos realizados.

Winamax siguió funcionando con normalidad, hasta que recibió un nuevo ataque, esta vez más invasivo. Duró varios días, a lo largo del penúltimo fin de semana de septiembre. La sala tuvo que interrumpir la acción y puso en marcha el protocolo de devoluciones, especificando que nunca estuvieron en riesgo la seguridad de los datos personales o los fondos de los usuarios.

En general, Winamax funciona mejor que PokerStars en este tipo de casos, lo que la comunidad suele agradecer.

888poker también sufrió ciberataques DDoS a principios de septiembre y su servicio de atención al cliente recibió tantas comunicaciones, que retrasó (aún más) sus ya de por sí largos plazos de respuesta.

Pero…, ¿por qué atacan los hackers? Aunque podemos imaginar varias razones, no lo podemos saber a ciencia cierta, ya que esa información nunca ha trascendido.

Quizá intenten robar datos personales o fondos de los jugadores (lo que es muy, muy complicado, dadas las medidas de seguridad de las salas). Quizá pretendan chantajear a las empresas de juego online. O quizá simplemente quieran perjudicarlas por motivos éticos o políticos.

También hay gente que está especulando con el hecho de que quizá sean las propias salas las que estén atacando a sus competidoras. Pero, evidentemente, no se ha podido probar esta teoría conspiranoica.

Sea como fuere, los ciberataques están siendo demasiado habituales en los últimos tiempos y las salas no parecen tener recursos o conocimientos suficientes como para abortarlos sin que los jugadores sufran sus consecuencias.

De momento, solo pueden pedir disculpas, proceder a los reembolsos y tratar de congraciarse con los jugadores de la manera más generosa posible.



Este sitio web utiliza cookies. Si continúa la navegación estará aceptando nuestra política de cookies Más info.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close