De buscar el estrellato a buscar la mejora constante

Ugo

De buscar el estrellato a buscar la mejora constante

0 Comments

¿Por qué llevo un tiempo desaparecido en Twitter? ¿Por qué no hablo de pinchazos o malas sesiones? ¿Por qué estoy algo desconectado de todo lo que rodea al póker?
Hay un cambio enorme a nivel mental entre mis comienzos en la escuela y mi estado actual. ¿A mejor o a peor? Eso ya lo juzgaréis vosotros aunque debo decir que me siento mejor que nunca en mi vida y creo que es por el enfoque que le estoy dando a todo lo que hago.
Para que entendáis el cambio, lo mejor explicar cómo era yo al principio. El caso es que empecé en la escuela hace ya año y pico con dos planes muy claros:

– El primer plan era el más evidente. Quería convertirme en un gran jugador de póker. Este plan se mantiene intacto porque siento que voy mejorando poco a poco en mi juego… aunque a veces me vea muy verde en ciertos aspectos. Es el plan más seguro que tengo dentro del póker y el que no va a variar hasta que termine la escuela.

– El segundo plan era llevar a cabo un trabajo de imagen en redes. No sólo quería ser un gran jugador sino que además quería parecerlo. Por eso, como tengo conocimientos sobre SEO y redes en general, decidí ponerlos en práctica y potenciar mi cuenta de Twitter. Gracias a esto y a los pinchacitos que iba teniendo, fui ganando algo de repercusión. Tampoco demasiada pero me sentaba bien.
Lo que ha pasado es que hubo una evolución con el paso de los meses. Cada vez me atraía más el póker como deporte mental y menos todo lo que lo rodea. Con el tiempo, fui bajando el nivel de mis intereses alrededor del póker y me fui centrando exclusivamente en el juego en sí. Quería ser cada vez mejor jugador, quería dominar todos los niveles. Ya me daba igual la opinión de los demás, la repercusión de mis pinchazos o lo que dijese mi entorno.
Y lo reconozco, me siento liberado. Porque sí, era una carga. Pensar en lo que te rodea y en lo que te puede afectar tanto positiva como negativamente es una responsabilidad que no necesito… y desde que no doy detalles ni explico cómo me va, siento más libertad mental para concentrarme mejor.
Creo que nos ponemos excesivas responsabilidades a la hora de comenzar un proyecto o un trabajo. Nos exigimos tanto que perdemos la noción de lo realmente importante… que es hacer bien nuestro trabajo. Todo lo demás es secundario. ¿Qué dirán los demás? ¿Les parecerá bien lo que hago? ¿Hablo de este éxito o este fracaso que he tenido? Todas estas preguntas me las solía hacer y con el tiempo me he dado cuenta de que son preocupaciones menores.
Ahora me siento más preparado para seguir mejorando y sé que los límites me los pongo yo, únicamente yo. Quiero que el póker sea mi empleo y voy a esforzarme al máximo para conseguirlo. ¿Hasta dónde puedo llegar? ¿Llegaré a tener éxito? El tiempo lo dirá y no merece la pena romperse la cabeza por ello.
Trabajo, esfuerzo y dedicación. Me quedo con estas tres palabras para terminar este breve artículo de mi vuelta de vacaciones.

No Comments

Post A Comment

*

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa la navegación estará aceptando nuestra política de cookies Más info.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close