Winamax supera satisfactoriamente un nuevo ciberataque

Hacker

Winamax supera satisfactoriamente un nuevo ciberataque

0 Comments

La tarde-noche del pasado jueves, la de Halloween, Winamax sufrió dos ataques informáticos, que obligaron a la dirección de la sala a parar los servidores, cancelando gran número de torneos y sufriendo el caos típico de este tipo de situaciones.

En esta ocasión, la situación fue especialmente tensa, ya que era 30 de octubre y muchos jugadores estaban arañando sus últimas millas para conseguir mantener o subir de estatus VIP.

La sala no tardó en emitir un comunicado, que presentaron en sus páginas y perfiles de las redes sociales. En él, comentaron que los ciberataques son desafortunadamente frecuentes en los últimos tiempos y que están completamente fuera de su control. Que los fondos y los datos personales de los jugadores están seguros y a buen recaudo. Que los jugadores afectados por la finalización repentina de los torneos recibirán un reembolso de fondos, tras la realización de un cotejo manual de los resultados de los torneos en curso suspendidos. Y que su servicio técnico trabaja para evitar que se repitan situaciones tan desesperantes como esta.

La normalidad llegó a la sala pasada la medianoche y en los días posteriores no ha habido incidentes en la sala.

Winamax, al contrario que PokerStars, ha tenido siempre un comportamiento modélico a la hora de recuperarse de los ciberataques. Y en esta ocasión no ha sido diferente. Su cuenta de Twitter ha ofrecido información puntual y respuestas a los jugadores afectados.

En el caso de los torneos, Winamax deja muy claro cómo va a actuar.

Si estás registrado, pero el torneo aún no ha comenzado, cancela el torneo y te devuelve el dinero pagado en su totalidad.

Si el torneo es interrumpido una vez comenzado, hay 3 casos posibles:

Si aún no se ha llegado a los premios y hay registro tardío, la mitad de la dotación real se reparte entre los jugadores “vivos” y la otra mitad se reparte entre esos mismos jugadores de manera proporcional al stack que tenían en el momento del incidente. La comisión se reembolsa a los jugadores “vivos”.

Si aún no se llegado a las plazas pagadas y no hay late registration, la mitad del prize pool se reparte entre los jugadores vivos y la otra mitad entre los mismos, pero de manera proporcional a su stack en el momento de la suspensión. También se les reembolsa la comisión del torneo.

Si se ha llegado a las plazas pagadas, se reembolsa la comisión a los jugadores vivos; además, cada jugador recibe el importe del premio correspondiente a la siguiente plaza pagada; la mitad de la dotación restante se reparte equitativamente entre los jugadores; y la otra mitad se reparte de manera proporcional al stack.

En el caso de los torneos KO, las primas que aún estaban en juego se añaden a la dotación para el cálculo de los reembolsos.

La política de Winamax también tiene en consideración otros casos, como que se interrumpa un Día 1, un torneo Hit&Run, o un Expresso. Así mismo, recoge que en las mesas de cash, el dinero se queda temporalmente bloqueado en la mesa y se restituye a la cuenta de los jugadores al reanudarse los servidores.

Por otra parte, sobre el tema de los jugadores afectados en su lucha por alcanzar un estatus VIP, Winamax decidió tratar de forma individualizada cada caso, por lo que invitó a dichos jugadores a contactar con su servicio de atención al cliente. Y según los comentarios que hemos leído, Winamax ha tendido a aceptar las reclamaciones y a subir a los afectados de nivel.

La última consecuencia de los ciberataques fue que el servicio de Atención de la sala se vio desbordado por las comunicaciones de los jugadores afectados por las interrupciones. El plazo de respuesta comenzó a hacerse mayor, paralelamente a la insatisfacción de los jugadores. Por ello, Winamax decidió publicar en Twitter un nuevo comunicado, en el que informaban que están trabajando 24 horas al día para resolver los problemas y volver a la normalidad.

Unos días después, parece que la tormenta ha pasado, al menos, hasta que los hackers vuelvan a aparecer.

Winamax puede estar satisfecha de haber superado este nuevo ciberataque, sin que su buena imagen se vea enturbiada. Ya lo consiguió en agosto de 2018 y ahora, lo ha vuelto a hacer, dando una vez más una muestra de su buen hacer.

No Comments

Post A Comment

*

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa la navegación estará aceptando nuestra política de cookies Más info.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close