Negreanu y el ocaso de la hegemonía de PokerStars

Negreanu y GGPoker

Negreanu y el ocaso de la hegemonía de PokerStars

0 Comments

El mundo del poker online está cambiando muy rápido, especialmente en los últimos dos años.

Y no hablamos solo del estilo de juego, que también. El equilibrio de fuerzas entre las salas está virando hacia el este, más bien, hacia el Lejano Oriente.

Durante muchos años, prácticamente una década, PokerStars ha sido la sala dominante, prácticamente hegemónica, del poker online mundial. De nada sirvieron los esfuerzos de otros operadores, como 888poker o, sobre todo, PartyPoker. Apenas pudieron hacerle cosquillas a la compañía de la pica roja, pese a que 888 llegó a un acuerdo multianual con las WSOP y PartyPoker se esforzó económicamente hasta límites extremos, organizando series millonarias con overlays muy frecuentes.

PokerStars fue a menos desde la venta de los dueños originales, los Scheinberg, a Amaya, un grupo empresarial canadiense que confirmó, acción tras acción, decisión tras decisión, que no sabía apenas nada sobre el poker online.

Amaya intentó sacar rendimiento de su inversión a toda costa y cambió su política en el trato de los jugadores, especialmente, los más fieles. Modificó el programa VIP, minimizando hasta el extremo el retorno de dinero a los jugadores de alto volumen. Y no se quedó solo ahí; con la mente puesta en conseguir atraer a nuevos jugadores, empezó a invertir en marketing, tomando decisiones igualmente dudosas. Poco a poco, fue desmontando su Team Pro, que estaba compuesto por los jugadores más prestigiosos y respetados de la comunidad. Los fue sustituyendo por streamers de Twitch o por otros jugadores sin prestigio, ni apenas resultados de relumbrón, procedentes de mercados emergentes, como India o Japón. Poco a poco fueron desfilando los pros de su equipo. Los últimos en salir han sido Daniel Negreanu y Liv Boeree, que durante años fueron claves en la imagen de la marca de poker.

Actualmente, PokerStars sigue su deriva. En .com, según PokerScout, dos monstruos orientales están amenazando seriamente su posición de privilegio, IDNPoker y GGPoker. Los operadores asiáticos están creciendo a una velocidad insospechada y tan pronto como lleguen eficazmente al mercado abierto de las .com, superarán a la compañía de la pica roja. Y en la liquidez compartida, Winamax es la número 1, excepto cuando PokerStars saca músculo e inyecta dinero en uno de sus millonarios festivales de torneos multimesa.

El último movimiento que confirma esta tendencia negativa para PokerStars ha venido esta semana de la mano de Daniel Negreanu, el antaño defensor a ultranza de la compañía canadiense. “KidPoker” ha anunciado esta semana su fichaje por la sala asiática GGPoker.

Se acerca el invierno a PokerStars. Su hegemonía actual dependerá del tiempo que tarden en generalizarse las salas asiáticas. Se avecinan vientos de cambio en las .com.

No Comments

Post A Comment

*

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa la navegación estará aceptando nuestra política de cookies Más info.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close